martes, 16 de mayo de 2017

LAS MURALLAS DE MADRID. El pasado seis de mayo, bajo un celaje esplendente, recorrimos los dos vestigios de los dos recintos amurallados del Madrid medieval: el musulmán y el cristiano, de la mano de un gran conocedor de la arqueología, la arquitectura y la historia de Madrid: José Manuel Castellanos, quien nos ilustró y descubrió un mundo desvanecido y apasionante. Comenzamos en el parque del Emir Mohamed I y terminamos en la Cava Baja, frente a Lucio, como se ve en la foto del grupo. Pasamos por las plazas de Oriente e Isabel II, Escalinata, la Cava de San Miguel, donde recordamos a Fortunata, que allí vivió antes de casarse con Maximiliano Rubín; Cava Baja, callejuela del Almendro, calle Angosta de los Mancebos, en la Morería. A continuación nos esperaba un opíparo cocido de dos vuelcos, con tinto de Villamanta y exquisitos dulces del posadero, bajo las imponentes vigas a dos aguas del comedor Villa y Corte de la Posada de la Villa, cervantina y lopesca, con un horno del Siglo de Oro.

















No hay comentarios:

Publicar un comentario