sábado, 24 de diciembre de 2011

ESCULTURAS DEL JARDÍN DEL PALACIO DEL MARQUÉS DE SALAMANCA


Hoy sábado 24 he conseguido, al fin, la luz adecuada  para  meter la cámara entre las rejas y fotografiar la fuente de los cupidos y la Venus púdica del jardín del antiguo palacio del marqués de Salamanca, gran amante de las antigüedades  y propietario de una preciosa colección de cerámica griega  que se guarda en el museo Arqueológico Nacional, aún cerrado  por remodelación.

Velada Ramoniana en la Librería del Centro, Galileo 52

El viernes 22 se celebró la fiesta anual de Santa Luz.  El  Embajador, a la  izquierda, y el editor de  El  Eco de la Costa, a la derecha, bajo la bandera,  presidieron el acto en el que se entregaron pasaporte y cantamos el himno arromanzado, el ¡Mal haya!  A continuación disfrutamos de un exquisito hojaldre de bacalao, tortilla de patatas y dulces sefardíes. El Eco es el periódico más ameno y mejor escrito que conozco.
En otra ocasión, me detendré a hablaros del lugar, una librería maravillosa, con un museo de objetos que pertenecieron a escritores tales como Ramón Gómez de la Serna o Borges, primeras ediciones  y otras gollerías que deleitan el buen gusto. Los libreros son cultos, amables y buenos conversadores.

2ª Muestra de cine rumano en la Filmoteca Doré

La actriz de la foto se llama Dana Voicu y es la protagonista de ¡Hola!  ¿Estás  ahí?  a cuyo preestreno tuve la fortuna de asistir  el viernes 16 gracias a la invitación de Ioana Zlotescu.  Os recomiendo la película, una comedia delicada,  melancólica  y  grotesca, inteligente y con unos  actores magníficos, en especial la protagonista, Dana Voicu, un prodigio  de sencillez y matices. Pude verla en el Doré, pues vino a presentar la cinta, junto con el director, su marido, Alexandru Maftei. 

sábado, 17 de diciembre de 2011

Rincón de La Latina

Fuente de la plazuela de la Cruz Verde, que se abre en la calle de Segovia, a la derecha, poco antes de llegar al Viaducto.
Sólo corre agua del caño central.  En lo alto,  Diana, la Ártemis griega, flanqueada por delfines.

  A la izquierda de la fuente de Diana, por la calle curva que sube,  llamada de la Villa,  llegamos al  final de la del Sacramento.  En la calle de la Villa estudió Miguel de Cervantes con su maestro López de Hoyos, y en la acera de enfrente al lugar que ocupó la escuela, una placa recuerda la casa donde nació el héroe barojiano Aviraneta.
Delante de la Arzobispal Castrense, bonita iglesia barroca,  vemos el monumento que conmemora a las víctimas del atentado del anarquista catalán Mateo Morral, quien lanzó una bomba desde el piso segundo  de  una pensión  de la calle Mayor, el 31 de mayo de 1906, al  paso del cortejo nupcial del rey Alfonso XII y la reina Victoria Eugenia.
Pío Baroja cuenta el suceso en sus memorias, tituladas Desde la última vuelta del camino:
"En el año 1906 fue el atentado de Mateo Morral contra los reyes.
Este atentado nos produjo una impresión extraordinaria. Creo que también la produjo en Madrid y en España.  Todo el mundo se preguntó qué objeto podía tener aquello.
Por lo que nos dijeron, Mateo Morral,  el autor del atentado, solía ir a la cervecería   de Alcalá  donde nos reuníamos por entonces varios escritores."


sábado, 10 de diciembre de 2011

Despacio por las calles

He aquí la corrala de Miguel  Servet, el domingo luminoso del  4 de diciembre de 2011.  Hay otras varias en este barrio de Lavapiés, el Avapiés de Galdós y Pérez de Ayala que robó la   "l" articular por un falso corte morfológico fruto de la lengua oral. Hoy hay niebla y no se vería apenas a la mujer que tiende la ropa

domingo, 27 de noviembre de 2011

TEATRO DE CÁMARA CHÉJOV

Un correo de Carmen, adjunta a la dirección del Chéjov,  me dice que la situación es insostenible y el cierre inminente. No quiero creerlo.  Supondría perder un lugar único,  donde impera el buen gusto.


Ayer estuve viendo  Noches blancas por tercera vez.  No tendría nada de particular. Cuando una obra reúne tantas virtudes como esta, suelo repetir.  Pero lo malo es que, en esta ocasión, quería apoyar a mis amigos del Chéjov, Ángel Gutiérrez, Carmen, María Muñoz, la protagonista, Carlos Herencia, El soñador, y el resto de las personas a las cuales estoy sumamente agradecida por haberme proporcionado tantos ratos de auténtico disfrute e intenso placer.  Madrid no debe quedarse sin un espacio tan singular e irrepetible como el Chéjov, máxime en tiempos de zozobra, cuando los placeres de la inteligencia y la imaginación pueden tornarse en alivio, refugio y bálsamo anímico. Somos muchos los amantes del buen teatro, madrileños y visitantes; necesitamos que siga el Chéjov.

viernes, 18 de noviembre de 2011

GRANADA EN OTOÑO DE 2011




Cascada de los jardines de la Alhambra roja




La de la Justicia es una de las pocas puertas originales. Su entrada es zigzagueante para sorprender al intruso.
Fuente dedicada al autor de Cuentos de la Alhambra
Torreón con celaje de vellón y añil con cipreses






Palacio de Carlos V

El Árbol de la vida
Arco de herradura al  trasluz sobre celosía
Arcos en torno al patio
Torreón con cenefa de almenas y fondo del Albaicín
Arco ciego con hojas de acanto
Arco  con yesería y suelo con azulejo turquesa

Otro Árbol de la vida sobre zócalo de azulejo
Arcos gemelos y arco simple a contraluz del Albaicín




Vistas del Albaicín desde la Alhambra

martes, 8 de noviembre de 2011

Cervantes mira al Prado

Antes, casi no se veía a Cervantes. Hace un par de años,  cambiaron la estatua de sitio, y  apareció un cofre cerrado  con un tesoro.  El hallazgo me pareció fascinante. Por entonces, tenía una columna en El Imparcial, y en ella di  los detalles  que copio a continuación:

Hace unas semanas saltó la curiosa noticia de que los obreros habían desenterrado una urna bajo la estatua de Miguel de Cervantes plantada en una placita triangular frente al Congreso de los Diputados, cerca de la calle donde vivió.
Tras unos días, supimos que el contenido era más valioso de lo esperado. Por lo general, las cápsulas del tiempo guardan una pala, monedas y periódicos de la fecha; sin embargo, quienes nos legaron este cofre fueron generosos y se cuidaron de que los regalos llegaran en un estado de conservación excepcional.
La caja de plomo sellada contenía otra de vidrio y los documentos fueron impregnados con un producto insecticida e inocuo para el papel. Un ejemplar del Quijote tirado por la Imprenta Real en 1819 es lo más precioso.

www.elimparcial.es  Tres descubrimientos



Al comienzo de su Viaje del Parnaso, se despide Cervantes de Madrid con los versos que recoge  la placa de la reja del Botánico, en  el  paseo del  Prado,  junto a la plaza de Murillo.

domingo, 6 de noviembre de 2011

ESCULTURA RECÓNDITA

Ayer, 5 de noviembre, volví al teatro Alcalá a disfrutar, por segunda vez, de  ese trabajo fascinante, divertido, culto y finamente elaborado de Els Joglars en  la función El Nacional.   Frente a la entrada principal, en Jorge  Juan con Alcalá,  vislumbré la escultura de aire helenístico que aquí dejo en dos tomas.  Parece un filósofo cínico, un diógenes, tipo que no es raro encontrar por los cafés literarios.

lunes, 31 de octubre de 2011

ROSAS EN OTOÑO, NO DE OTOÑO

Hoy, 31 de octubre,  a mediodía, me he encontrado con estas rosas de naranja intenso, casi rojo, como la camisa de seda que me acababa de encargar en mi camisero de Villanueva. Siempre me sorprenden las rosas de Cibeles

lunes, 24 de octubre de 2011

Del Alto del León a Cercedilla por la solana de la Peñota

El color de  otoño salpicando  por entre los líquenes con el trasfondo de los abetos envueltos de niebla
Berruecos encabalgados camino de la Peña del Arcipreste de Hita. Allí leímos unos versos del Libro de Buen Amor en loor de Aldara
Solitaria flor del cambroño
De repente,  saltando el otoño, la niebla baja y el viento recio  lo invadían todo en el Alto del  León, frontera ancestral entre Segovia y Madrid

sábado, 22 de octubre de 2011

domingo, 16 de octubre de 2011

El DUERO DESDE TORO

El segundo fin de semana de octubre estuve en Miranda do Douro, Zamora y Toro.  Recopilé con mi cámara todos los textos que encontré en mirandés, ese islote superviviente de la  lengua del antiguo reino de León.  Durante el crucero por las aguas quietas de las Arribes -me gusta el femenino helmántico- capté a un águila negra,  una bella encina escaladora encaramada en una grieta, un gran nido aguileño  en lo más alto del escarpe, verdes de la margen española,  breñas de la portuguesa, y, tantos instantes casi indescriptibles.
Pero, hete aquí, que la luz de la terraza de Toro, desde  la que se divisa el campo de los godos de donde su equívoco nombre,  me  anubló, y borré todas las fotos. Luego pensé en el sentido de mi desliz. Volveré.
En esta ocasión me quedó, tan siquiera,  el río del hermoso poema unamuniano, allá al fondo.

domingo, 2 de octubre de 2011

DESPACIO POR LAS CALLES EN BUSCA DE CERVANTES, JUAN GRIS, ORTEGA Y GASSET, Y UN HERMOSO MUSEO DE ESCULTURA INADVERTIDO

Airosa escultura de don Miguel a la derecha de la entrada de la Biblioteca Nacional.
Me gusta su postura, con el pie derecho adelantado.

Relieve de la fachada de la calle Lope de Vega del convento de las Trinitarias donde se enterró a Miguel de Cervantes
Ayer  conseguí la luminosidad adecuada para fotografiar el relieve de la imprenta de Juan de la Cuesta, la del Quijote, en la calle de Atocha. También la casa de Cervantes en la antigua calle de Francos, una de las que habitó en el barrio de las Musas; hoy lleva su nombre. La cercana iglesia de San Sebastián, en Atocha, custodia su partida de defunción. Yo le pedí al sacerdote titular que me la enseñara: abrió un archivo metálico y la sacó con gran naturalidad.  Luego me mostró el pliego con la breve anotación de la muerte de don Miguel de Cervantes Saavedra, entre otros parroquianos coetáneos. A la puerta de esta iglesia pedía el ciego Almudena de  Misericordia de Benito Pérez Galdós.